Un trabajador laboral indefinido no fijo al que hay que indemnizar 8 días/año como a un temporal | Francisco Javier Pozo Moreira

Un trabajador laboral indefinido no fijo al que hay que indemnizar 8 días/año como a un temporal

Al igual que en otras Comunidades Autónomas, en el segundo trimestre del 2012 se adoptaron una serie de medidas  urgentes en materia de personal del sector público de la Comunidad autónoma  de las Illes Balears y demás instituciones autonómicas (suspensión de complementos retributivos, llamamientos de interinos para cubrir vacantes, redefinición de la relación de puestos de trabajo con vistas a amortizar plazas), todas las medidas tenían la finalidad esencial de asegurar el cumplimiento del objetivo de déficit público para los años 2012, 2013 y 2014 a que se refiere la legislación sobre estabilidad presupuestaria. En consecuencia, respondían a una situación excepcional y grave de interés público, derivada de la alteración sustancial de las circunstancias económicas, y se enmarcan en el Plan económico-financiero de reequilibrio (PEF) 2012-2014 de la comunidad autónoma y sus modificaciones

En el ajuste de la plantilla de empleados públicos se optaba por las amortizaciones de plazas -tras el oportuno reexamen de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT)- frente a las extinciones objetivas indemnizadas. A ese respecto, desde la Administración autonómica, se indicaba la preferencia por aquella medida siempre que fuera posible, dejando como residual la extinción indemnizada por la vía del art. 52 ET, puesto que no en todos los casos concurren causas objetivas y económicas para compensar a los trabajadores laborales indefinidos no fijos afectados. La mayoría del personal afectado había recurrido una y otra opción extintiva ante los tribunales con suerte dispar y diversa, que ha obligado al TS a unificar doctrina (STS 22.07.2013).

La novedad ahora es la aplicación de esa doctrina del Tribunal Supremo en los Juzgados y Tribunales, donde aún quedan por resolver las demandas de despido más retrasadas. Y así tenemos la  sentencia de un Juzgado de lo social y del Tribunal supremo, las cuales pueden ser catalogadas de activismo judicial al reconocer a los trabajadores afectados una nueva indemnización no solicitada por las partes ni prevista expresamente en el ET.

 

1.- ACTIVISMO JUDICIAL: RECONOCIMIENTO DE NUEVA INDEMNIZACIÓN A LOS TRABAJADORES LABORALES DE LA ADMINISTRACIÓN.

El activismo judicial supone el reconocimiento de un nuevo derecho no previsto expresamente en la Ley. Así, por ejemplo, un derecho jurisprudencialmente reconocido sería el derecho a una indemnización de 8 días de salario para todo el personal laboral de la administración con estatus de indefinido no fijo (previa declaración de fraude de ley en la contratación o reconocimiento por la propia administración empleadora) .

En el Orden social de la jurisdicción, como proceso civil especial, son corrientes los criterios humanizadores de los requisitos legales, reequilibradores de derechos de los trabajadores y/o de principios de justicia social (el penúltimo: criterio/principio  de interpretación literal, pero flexible, de un precepto legal [STS 17.09.2013 rec. 792]), propios del carácter tuitivo del derecho del trabajo. A tales criterios y principios  habría que añadir ahora el principio de “efectividad” en orden a la contratación temporal que da lugar a un “criterio reequilibrador indemnizatorio”, y ello, por cambio normativo y jurisprudencial que favorece la forma de extinción y amortización de puestos de trabajo en la Administración pública ante supuestos de insuficiencia presupuestaria.

 

La sentencia objeto de comentario, dictada por el Juzgado de lo Social nº4 de Palma de Mallorca en diciembre 2013, aborda un supuesto de extinción el 31.07.2012 de 10 puestos de trabajo por amortización de plazas en una Agencia de la Administración autonómica con 75  trabajadores, reconociendo una nueva indemnización a la extinción de tales contratos y, se basa, para ello en la STS de 25.11.2013 (rec. 771/2013) que analizó la amortización de la plaza de arquitecto en un Ayuntamiento cuya relación laboral era  de indefinida no fija, y que fijó como doctrina que  si bien el estatus de indefinido no fijo comprende un supuesto análogo al contrato temporal por  interinidad por vacante STS 22.07.2013, debe dar,  conforme al “principio de efectividad”,  derecho a una indemnización prevista para la extinción del contrato temporal de, al menos, 8 días de salario por año trabajado.

 

1.1.- Los hechos del caso reflejados en la sentencia.

El actor fue contratado en 1989 por la administración empleadora, con un contrato temporal,   por un año, y –previo al vencimiento de su contrato– le fue reconocido por el Consejo de administración de la Agencia el estatus de personal fijo, manteniendo la categoría inicial, posteriormente ascendió a jefe del negociado, totalizando 23 años en la Agencia de la Administración.

En abril de 2012 la Agencia y la Administración responsable de la administración pública autonómica confeccionan la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y los criterios de amortización de plazas de tal RPT, en la cual se identifica la plaza de jefe del negociado.

  • Hay que recordar que la jurisdicción social puede examinar la validez del acuerdo administrativo de la Junta de Gobierno  (o incluso de otros órganos directivos -como el Pleno municipal-, de afectar al personal laboral) respecto a una RPT, para así verificar si la amortización de la plaza es real y legal, pero eso sí, como cuestión prejudicial dentro del proceso de despido (STS 28.10.2013 [rec.3252/2912]), pues en caso de ser un acuerdo ficticio habrá que reclamar contra la RPT ante la jurisdicción contenciosa-Admva (STS de 27.02.2012 [rec. 3264/10])

El 31.07.2012 la Agencia comunica al trabajador la extinción de su contrato por amortización de plaza de jefe de negociado (art. 52 c  Estatuto de los Trabajadores, [ET]).

El actor en su demanda solicitó la nulidad del despido por ausencia de forma e incumplimiento de los requisitos del art. 53 ET y subsidiariamente la improcedencia del despido.

1.2- El fallo de la sentencia.

La sentencia declara la corrección de la extinción de 31.07.2012 sin que proceda la nulidad solicitada ni el derecho a la indemnización de 20 días/año trabajado, por la obligada aplicación al supuesto de la jurisprudencia del Tribunal Supremo [TS] en sus sentencias de fecha 22.07.2013 y 25.11.2013.

La sentencia declara que el estatus del trabajador  debe entenderse como de “indefinido no fijo de plantilla”, pues accedió a una oferta de contrato temporal y su plaza de fijo se encuentra en la RPT como plaza a amortizar.

La sentencia, de oficio, condena a la Agencia al pago de una indemnización  —no solicitada por las partes, ni  en la demanda ni en alegaciones en el acto del juicio—  de 8 días de salario por año trabajado, por analogía (art. 4 del Código Civil) con la prevista para algunos contratos temporales y, con apoyo en las ideas del voto particular de la STS 22.07.2013,  reconoce al actor (personal laboral indefinido no fijo) una indemnización  correspondiente a esos 23 años de servicio en la administración.

 

2.- LA ACTUACIÓN DE OFICIO DEL JUEZ Y EL RECONOCIMIENTO DE UN NUEVO DERECHO INDEMNIZATORIO A LOS INDEFINIDOS NO FIJOS.

2.1.- La actuación de oficio del juez y la disponibilidad del objeto del proceso.

Como se conoce, en el proceso laboral, al igual que en el proceso civil, rigen los principios dispositivos y de aportación  de   parte,   correspondiendo   a   las partes   la delimitación táctica de la contienda (acción declarativa/de condena),  debiendo respetarse escrupulosamente el equilibrio procesal y la igualdad entre éstas, no correspondiendo al juez laboral suplir la inactividad o la atonía probatoria de quienes deberían ser los mejores gestores de  sus  intereses.

Para no romper los principios de aportación de parte e igualdad procesal y preservar el principio de imparcialidad judicial se limita su actuación procesal, puesto que  pueden  quebrarse,   cuando   el  juez   asume indiscriminadamente un protagonismo, que no le corresponde, en la investigación de los hechos, ya que su misión fundamental no consiste en la averiguación, sino en la verificación (fijación) de los hechos o pronunciándose sobre cuestiones fuera del objeto del procedimiento.

Conforme lo anterior, la STS 25.11.2013 y la del Juzgado de lo social se pronunciaron sobre la condena a indemnizar la extinción por amortización de plaza conforme a la prevista para los contratos temporales; por ello, y para salvar formalmente  alegaciones de incongruencia extrapetita de las sentencias, la STS de 25.11.2013 señaló que cuando se pide una indemnización por improcedencia de la extinción ello equivale a solicitar genéricamente cualquier indemnización en derecho, pues no se pidió una sóla indemnización concreta, mientras que la sentencia del Juzgado de lo Social se apoya en la apertura de un trámite “ad hoc” en conclusiones para alegaciones de las partes sobre el reconocimiento de tal indemnización reconocida ahora en la STS de 25.11.2013, pues así lo señala en sus  antecedentes de hecho.

Finalmente, respecto a lo que era objeto del procedimiento, en el recurso de casación que resuelve la STS 25.11.2013  el estatus del trabajor no era una cuestión controvertida (ambas partes reconocía que, tras la denuncia del arquitecto municipal  a la Inspección de Trabajo catalana, su contrato temporal del año 2008, por fraude en la contratación, devino indefinido no fijo; en cambio, en la demanda ante los juzgados de lo Social de Palma de Mallorca se discutía es estatus del trabajador, si fijo de plantilla o no. El juez de Mallorca rechaza la pretensión del actor de considerarlo fijo, pero reconoce  el estatus “indefinido no fijo”

2.2.- Nuevos derechos (indemnizatorios) de reconocimiento judicial.

¿Puede un juez crear un nuevo derecho (aún) no previsto por el legislador? En nuestro caso, nos  preguntamos si puede el juez reconocer el derecho a la indemnización de 8 días/año trabajo cuanto el legislador no ha previsto  indemnización alguna en caso de extinción por amortización de plazas de los contratos indefinidos no fijos en la administración (art. 52 c y 53 ET), y ante tal silencio el TS considera, en su sentencia de 22.07.2013 dictada en pleno, que se equipara a la prevista para el contrato temporal (49.1 c ET) pese a la exclusión legal de  la interinidad temporal.

Para crear nuevos derechos los jueces acuden a la figura jurídica de la analogía de derecho, del art. 4 del Código Civil, como medio de integración normativa.

Ahora bien, si queremos hacer una analogía, y aplicar otra norma que resuelve el caso por entender que hay una laguna normativa, –que a nuestro juicio no sucede– debemos ser cuidadosos, por poder afectar  la seguridad jurídica. (hay que pensar que otros muchos trabajadores de la administración que demandaron con anterioridad a la STS 25.11.2013 no han tenido indemnización alguna).  Así habrá de tenerse en cuenta que la norma que se quiere aplicar (Disposición Transitoria [DT] nº 13 del ET, en relación en el art. 49.1c ET) no excluya expresamente de indemnización los contratos temporales de interinidad, lo que ha declarado el TS.

Por tanto, la similitud jurídica esencial entre el caso que se pretende resolver (indemnización para los indefinidos no fijos) y el ya regulado (contratos temporales de interinidad) condiciona la aplicación de la analogía. Y esto es lo que sucede pues el TS —en su sentencia del Pleno de 22.07.2013— asimila a los indefinidos no fijos con plaza a amortizar a los temporales interinos. La STS 25.11.2013   (Rec.  771/13) reconoce tal doctrina previa, pero a efectos indemnizatorios realiza, en base al principio de “efectividad” otra analogía para reconocer la indemnización que se añade a la anterior analogía de los indefinidos no fijos con plaza a amortizar con los temporales interinos.

En efecto, la STS de 22.07.2013 había reconocido para la extinción del contrato como situación análoga el estatus de indefinido no fijo con plaza a amortizar y la interinidad; lo cual es lógico, puesto que los contratos indefinidos no fijo como los interinos por vacante/sustitución o realización de pruebas están en la misma situación en la administración: que tal plaza o puesto de trabajo correctamente identificado está pendiente de cobertura por un empleado público (laboral o funcionario) tras el proceso selectivo por mérito y capacidad.

Ahora bien, dicho lo anterior, la STS de 25.11.2013, a través del ya referido principio de “efectividad” en orden a la protección de la contratación temporal, y dado que estabamos ante una contratación en fraude de ley, deja de aplicar la norma que es propia a la relación laboral (interinidad y puesto de trabajo a amortizar)  para aplicar la normativa de extinción indemnizada de los contratos temporales por obra o servicio determinado, y sólo a estos efectos indemnizatorios, pues no manifiesta nada sobre otras consecuencias (por ejemplo, infracotización a la Seguridad Social, pues la administración se ha venido acogiendo a la cotización bonificada por contrato indefinido y no temporal).

 

3.- LA DIFERENCIA DE TRATO ENTRE TRABAJADORES INDEFINIDOS NO FIJOS Y TEMPORALES DE LA ADMINISTRACIÓN.

El TS -con su principio de efectividad- y el juez de Mallorca  -con su criterio reequilibrador indemnizatorio- razonan  que hay una diferencia de trato de esos trabajadores laborales indefinidos no fijos  pues si los hubieran mantenido en sus primigenios contratos temporales -prorrogándoles por años sucesivos-, al amortizar la plaza (en septiembre 2011 para el arquitecto, y en julio 2012 para el jefe del negociado), conllevaría la extinción del contrato temporal y una indemnización de 8 días.

Sin embargo ello, nos parece más adecuado doctrinalmente hablando una nulidad parcial del estatus (sobre todo en el caso del jefe del negociado que no fue declarado contratación fraudulenta, sino así reconocido por la Agencia). La Sentencia del TS de 21.01.2014  (Rec.  1086/2013) analizó un caso de inicio de la relación laboral temporal el 8.10.2001, prolongada mediante sucesivos contratos de trabajo de duración determinada hasta que el propio Ayuntamiento le reconoció en el año 2010 el carácter indefinido de dicha relación laboral en aplicación del artículo 15.5 del ET.

A falta del reconocimiento judicial o empresarial por denuncia en la que se declarase el estatus de indefinido no fijo, el actor tenía reconocido el estatus de jefe de negociado fijo. Ante esta situación, se podía haber planteado en juicio la opción, acudiendo  al art. 9.1 ET, de solicitar la declaración de la invalidez parcial del contrato, en relación al estatus de fijo por contrario a la ley, a fin de  mantener su estatus temporal (como contrato de obra o servicio determinado, al ser esta modalidad con la que entró en la Administración ya que no se formalizó nuevo contrato de trabajo cuando se le declaró “fijo”), completando su régimen jurídico con lo dispuesto para su encadenamiento en la DT 15 del ET y para la extinción en el art. 49.1.c ET, pero no se ha realizado así, sino por medio de la analogía, sin base jurídica.

No vamos a seguir profundizando en esta analogía que no cumple los requisitos para ser aplicada, sino a tomar la perspectiva de la supuesta diferencia de trato indemnizatoria entre uno y otro estatus tutelable, y si ello es posible sin la previa cuestión de inconstitucionalidad de los arts. 15 y 49.1.c) ET por contravenir lo dispuesto en el art. 14 de la Constitución de 1978.

En efecto, el prisma de análisis debe ser el constitucional, al ser la igualdad un principio general del derecho recogido en el art. 1.1 de la Constitución Española de 1978, así como un derecho subjetivo de los ciudadanos (Sentencia del Tribunal Constitucional [TC] nº 37/2007) a obtener un trato igual por los poderes públicos en la aplicación de la ley (art. 14 CE), es decir, a la hora o en el momento en que la Agencia de la administración empleadora aplica el ET.

Pues bien, el Auto del TC de 13.12.2011, circunscrito a la aplicación de la ley en el ámbito laboral por la administración empleadora, considera que la diferencia de trato entre trabajadores laborales indefinidos no fijos y temporales de la administración empleadora en cuanto a los efectos de los despidos (indemnización incluida) no atenta al principio de igualdad previsto en la constitución.

Pero es más, la diferencia de trato es una práctica común cuando hay una administración empleadora. Así, hay varios preceptos del Estatuto donde la administración pública empleadora tiene un diverso régimen a un empresario común, sin ir más lejos, en el encadenamiento de contratos temporales (DT 15 ET, en la redacción dada por la Ley 43/2006).

 

4.- EL CÁLCULO DE LA INDEMNIZACIÓN: IRRETROACTIVIDAD

Como se conoce, la indemnización a la extinción de los contratos temporales fue introducida en el año 2001 con el objeto de equiparar a la indemnización de las ETT y para penalizar tal contratación. La DT 2ª del RD-L 5/2001, de 2 de marzo (Extinciones de contratos) y luego la posterior Ley 12/2001, aclara que esa indemnización de 8 días, no será de aplicación a las extinciones de contratos celebrados con anterioridad a su entrada en vigor, cualquiera que sea la fecha de su extinción.

Posteriormente, en el año 2006 se estableció un progresivo aumento de la inicial indemnización de 8 días, a través de la DT  15 del Estatuto, por redacción del RD-Ley 5/2006 de 9 de julio y posterior Ley 43/2006.

Quizás por esta redacción última de la Disposición transitoria 15ª, el juzgador cae en la creencia que todo contrato temporal tiene derecho a indemnización de 8 días (con independencia de su fecha de formalización), lo cual, en una lectura sistemática, no es así.

En la STS de 25.11.2013 el contrato temporal del arquitecto con el Ayuntamiento se formalizó en el año 2008 y, por tanto, tenía un derecho a la indemnización de 8 días por año trabajado.

En el caso enjuiciado en Palma de Mallorca, el actor fue contratado en el verano de 1989, por un año. El juez acude  para fijar  la indemnización del art. 49 c) ET   directamente a la DT 15 del ET,  y así otorga una indemnización de 8 días computando los 23 años de antigüedad, cuando tal indemnización de 8 días no alcanza, en ningún caso de contrato temporal por obra o servicio equivalente a los efectos de la analogía, una antigüedad  más allá del 2 de marzo de 2001.

Ahora bien, siendo respetuoso con el RD-Ley 5/2001, tal contrato temporal de 1989 no tenía prevista indemnización por finalización del mismo (RD 1989/1984).

Falta que el TS se pronuncie al respecto para esos contratos temporales anteriores al año 2001, lo que si ha manifestado para contratos del año 2001 pero anteriores al incremento indemnizatorio de diciembre 2011 (de 8 días a 13), así la Sentencia del TS de 21.01.2014  (Rec.  1086/2013), en el caso de un despido del trabajador indefinido no fijo del Ayuntamiento por amortización de su puesto de trabajo, ha declarado la procedencia del despido con derecho a la indemnización por fin de contrato por analogía con los contratos temporales de 8 días,  citando las anteriores sentencias del TS de  22.07.2013 (Rec.  1380/12) y de 14.10.2013 (Rec 68/13) .

 

Hasta aquí  la exposición de la generación jurisprundencial de una nueva indemnización para el personal laboral indefinido no fijo de la Administración en sus  despedidos por amortización de plaza, juzgará el lector la  corrección o no de la misma, pero al menos considero curioso este nuevo régimen indemnizatorio, quizás inédito; pero que supondrá una reconfiguración en las demandas por despido pendientes, y a esa utilidad práctica se debe el presente post.

Un muy cordial saludo.

17 Comentarios | Leído 10656 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

17 Respuestas a “Un trabajador laboral indefinido no fijo al que hay que indemnizar 8 días/año como a un temporal”

  1. FRANCISCO VAZQUEZ dice:

    Quisiera saber si puedo seguir trabajando y cobrar la pensión.
    Me jubilo el 31 de enero 2014 con 65 años y más de 35 años cotizados. Trabajo como médico en mi clinica privada , una SL. Desde el 1999 he cotizado ,hasta la fecha , como autónomo ; antes estaba en el régimen general como empleado de mi SL. Soy además administrador de la sociedad. Puedo seguir de administrador también.

    Muchas gracias

    Saludos cordiales

    • Estimado Francisco,
      Gracias por tu aportación pero en este post se comenta un tema distinto al objeto de tu consulta, por lo que sería mejor que realizaras tu comentario en el post relativo a la jubilación.
      Un muy cordial saludo

  2. Javier dice:

    Me dirijo a vds. para consultarle si esta indemnización del personal de la Administración, cotiza o esta excluida de cotización. Y si es cotiza en que grupo se incluiría en el CRA que recoge los conceptos retributivos. Gracias.
    Un saludo.

    • Estimado amigo,
      En efecto, es una cuestión interesante por cuanto que las partidas excluidas de cotización fueron modificadas por el RDL 16/2013, si bien ésta no ha sido objeto de modificación, por tanto está exenta de cotización así como de retención de IRPF siempre que se sujete al tope legal escalonado.
      Dado que desde junio 2006 hay tramos de porcentaje de indemnización por años, no descartes una investigación al respecto, pero repito: está exenta la indemnización de 8 días/año desde la firma de los contratos temporales posteriores a marzo 2001 y por tramos del 9días, 10días, 11días, 12 días, desde la firma del contrato en los años 2007, 2008, 2009-10.
      Otra cosa sería respecto a una antigüedad mayor a la legal -como en el caso analizado en la sentencia (antigüedad del año 1989)- que podría ser discutible su cotización y retención desde 1989 a marzo de 2011 al no existir cobertura legal.
      Un muy cordial saludo

  3. Lorenzo dice:

    Buenos dias,

    En mi caso se produjo la amortización del puesto de trabajo sin que existiera RPT. Sinplemente con la eliminación de las plazas en la Plantilla presupuestaria.

    Considera que la administración está obligada a crear o modificar una RPT para poder amortizar una plaza y extinguir un contrato?

    Gracias y saludos

    • Buenas tardes Lorenzo,
      Muchas gracias por tu comentario, y sin poder darte una respuesta particular si te remito a la sentencia antes comentada que parece apuntar en esa dirección, sólo señalarte que la modificación e incluso la propia aprobación de la RPT ahora el TS (Co-Admvo) lo considera un acto administrativo y no una disposición general, por tanto con menos requisitos.
      Un muy cordial saludo.

  4. Federico dice:

    A mí me parece poco comprensible la incertidumbre que se ha generado con los indefinidos no fijos y con estas sentencias tan cambiantes a lo largo de los años.

    En mi opinión, lo más lógico es respetar la legislación laboral y de este modo, en lo tocante a indemnizaciones, no se discrimina a ningún trabajador por el simple hecho de ser empleado público con respecto a otro trabajador de la empresa privada con idéntico tipo de contratación.

    Bajo esta premisa, el indefinido no fijo nunca se equipara con el fijo, ya que este último tendría la titularidad de la plaza mientras el primero concluirá su contrato con motivo de la provisión reglamentaria de la plaza en el plazo marcado por el EBEP si antes no se amortiza. Y también debemos tener en cuenta como elemento diferenciador la figura de la prioridad de permanencia a favor del personal fijo reflejada en la D.A. 20ª del ET.

    Tampoco puede admitirse la equiparación de la contratación indefinida no fija con la interinidad por vacante, ya que la última, regulada por el ET y por el RD 2720/1998, ni es una modalidad contractual por tiempo indefinido ni se prevé en ningún caso que se presuma celebrada como resultas de una contratación temporal en fraude de Ley.

    La cuestión más espinosa está en el indudable derecho a indemnización del indefinido no fijo ante cualquier caso de extinción contractual. En mi opinión, ésta como cualquier otra extinción deberá estar objetivamente justificada ya que la Administración lógicamente no goza de la discrecionalidad de la empresa privada para despedir improcedentemente. Tanto la cobertura reglamentaria de la plaza como la amortización justificada de la misma deben ser causas objetivas de extinción del contrato indefinido no fijo, si bien para el primer caso sería más difícil el encuadre dentro de las causas organizativas o técnicas. Pero parece claro que la cobertura reglamentaria es una causa más que justificada por imperativo constitucional en el acceso al empleo público. Por tanto, cumpliendo con la legislación laboral, el trabajador indefinido no fijo cuyo contrato se extingue objetivamente por la causa que sea debe ser indemnizado tal y como marca el ET.

  5. carmen dice:

    Buenos días.
    Era laboral indefinido en la Administración Local, con plaza por oposición durante 17 años. Han amortizado mi plaza por causas objetivas, criterio menor antigüedad.
    Me ha tocado por que se han saltado en el orden de menor antigüedad a una trabajadora que tiene la plaza sin oposición pero es delegada sindical. Qué opciones tengo?
    Muchas gracias

  6. Carmen dice:

    Buenos días quisiera trasladarle la siguiente consulta, me encuentro empleada en una administración local desde el 01-10-2006 con un contrato en la modalidad de obra o servicio sin continuado es decir no ha habido altas ni bajas por lo que actualmente estoy en fraude de ley, dicho contarto está 100% financiado por dicha administración y cada año firmo un escrito de continuidad que como he mencionado antes no supone alta ni baja en seguridad social.
    Coincidiendo con un proceso de estabilidad laboral me han citado para que proximamente firme un nuevo contrato como laboral interina y renuncie al que actualmente ocupo dicho proceso de estabilidad ha contado con el apoyo de todos los sindicatos y tras ser consultados me comentan que lo mejor es firmar y que esto supondría la renuncia a la indemnizacion que me pudiera corresponder . Mi duda en este caso si no firmo me despidirían y si firme esto equivale a una renuncia a la posible indemnización. Gracias y un saludo

    • Federico dice:

      Si su contratación se encuentra en fraude de Ley, creo que lo mejor es permanecer como indefinido no fijo.

      Si firma un nuevo contrato a dedo para cubrir una vacante en interinidad, aparte de ser una baja voluntaria en su empleo actual y perder el derecho a una indemnización, podría suponer por su parte connivencia en un nuevo fraude ya que los contratos de trabajo con la Administración, por muy temporales o interinos que sean deben celebrarse como resultado de un procedimiento reglado objetivo respetuoso con los principios de igualdad, mérito y capacidad.

  7. Juan dice:

    Soy trabajador de una corporación local desde hace 18 años. Entre con un contrato laboral de interinage, después de pasar un proceso de selección público y hacer una pruebas relacionadas con el puesto de trabajo, y dos años más tarde me hicieron un nuevo contrato de conversión a indefinido.

    Aunque entiendo las argumentaciones apuntadas en el artículo y los comentarios posteriores, mi duda estriba en que yo hasta el momento he ocupado 4 plazas diferentes, y la actual nada tiene que ver con mi formación por la que fui contratado. Mi primera plaza ya no existe porque era un organismo autónomo que ya no está y que sus trabajadores han pasado directamente al capítulo 1 del Ayuntamiento con una denominación diferente (por tanto, plaza amortizada, no?). Las dos plazas siguientes tampoco aparecen ya en la relación de puestos laborales. La primera de éstas sigue existiendo pero con otro nombre y otra persona al cargo (entiendo que por tanto también es plaza amortizada, no?) y la segunda ha desaparecido por completo (esta sí que ha sido una amortización en toda regla y justificada).

    El paso de una a otra se ha hecho a través de decreto de alcaldía justificado con un informe técnico y siempre apuntando que el paso a la plaza es provisional.

    Mi pregunta es. Si me despidiesen, ¿qué plaza deberían amortizar? porque si amortizan la actual yo siempre podría decir que no se me ha contratado para esta y que para lo que fui contratado aún existe y no hay una ocupación por un trabajador laboral fijo ni un funcionario de carrera.

    Sé que es rizar el rizo, pero me parece que no soy la única persona en esta situación en España.

    Gracias por su respuesta,

    Juan

    • Estimado amigo,
      Agradecerte que compartas tu complejo periplo por la Administración local con todos. No te puedo ofrecer una respuesta concreta al faltar datos, pero sí aprovechar para generar una reflexión general al respecto.
      Un Magistrado comentaba que con esta indemnización 8 días/año se “premiaba” la irregularidad de la administración dejando en cuasi-impunidad el despido; bien, puede ser en parte cierto, pero también ha faltado previamente la denuncia de las situaciones irregulares antes del despido.
      No hay impunidad sin silencio.
      En resumen, tanto individualmente como colectivamente se deben impugnar la RPT irregulares, los accesos irregulares y posteriormente los despidos irregulares.

  8. JESÚS MARÍA PINO PÉREZ dice:

    Buenas noches:
    He trabajado durante más de 20 años como especialista en un hospital público. Tras varios contratos de servicios, me ofrecieron una interinidad firmada en el 2003.
    Aún en trámites de homologación para la especialidad por el RD 459/2010, la semana pasada, al incorporarse las 3 personas que se habían adjudicado las plazas en las oposiciones del 2013, sin comentarios, sin notificaciones previas, un administrativo me comunica que estoy cesado.
    ¿Se ajusta a la legalidad?
    ¿Tengo derecho a indemnización?
    Gracias. Un saludo.

  9. Juan Pedro dice:

    Trabajo en una televisión autonómica desde el 2001, en el 2007 la empresa llego a un acuerdo con los sindicatos para transformar contratos interinos en fijos con su plaza en propiedad ,y se ponia como condición tener una antiguedad en la empresa de 7 años.En este proceso entraron 307 empleados que ahora son fijos, y otros no pudimos entrar por faltarnos meses para esta antiguedad (7años). Mi pregunta ¿es esto legal?…¿Se puede hacer algo? porque ahora se nos discrminina mas que nunca aunque llevemos 15 años en la TV AUTONOMICA y somos INDEFINIDOS NO FIJOS con un recorte en horario y salario del 10%.

    • Estimado amigo,
      Pide que te apliquen la nueva doctrina en contra de la discriminación por razón del ingreso de los trabajadores en la empresa o su status (Sentencia del Tribunal Supremo, Sala 2ª, de 21 de octubre de 2014)
      Un cordial saludo.

  10. José dice:

    Buenos días. Querría pedirle ayuda. Me gustaría que me informase (a ser posible) sobre la equiparación salarial entre personal laboral fijo y personal laboral indefinido. Si no entiendo mal, según el artículo 11 de la ley EBEP, se indica que el personal laboral se clasifica entre personal laboral fijo, personal laboral por tiempo indifinido y personal laboral temporal. El artículo 27 de esta misma ley habla sobre las retribuciones del personal laboral pero no especifica qué tipo de laborales, pues reconoce a los tres que menciona en el artículo 11.

    Gracias de antemano

    • Estimado amigo,
      Cuando no hay diferenciación normativa en la retribución (art 27 EBEP) hay que entender el mismo salario a las dos categorías del personal laboral:
      1.- Laboral fijo (entre los que se encuentran los laborales fijos y los laborales indefinidos con acceso por concurso/oposición a los principios constitucionales a una plaza permanente),
      2.- Laboral temporal (entre los que se encuentran los interinos y no los indefinidos no fijos, por irregularidad en la contratación)

      Esto se conjuga con lo dispuesto en el art 11 del Estatuto Básico del Empleado Público en las tres clases que distingue de personal laboral:
      – Fijo: cuya amortización requiere despido (20 días/año indemnización causas económicas).
      – Indefinido: cuya amortización requiere despido (20 días/año indemnización causas económicas).
      – Temporal (interinos y no los indefinidos no fijos): amortización antes de tiempo o sin causa requiere despido (con 45 días, 33 días o 20 días) y si acaba por causa justificada (cobertura de la vacante) finaliza el contrato con indemnización de 8 días/año.
      Un saludo.

Enviar Comentario

*